jueves, 29 de abril de 2010

La Revolucion Mexicana


La Revolución mexicana fue un conflicto armado que tuvo lugar en México el 20 de noviembre de 1910 y culminó en 1917, con la proclamación de la Constitución mexicana del 17.

Porfirio Díaz, político y militar de origen oaxaqueño, quien combatió en guerras de importancia nacional, había permanecido en el poder en una dictadura con más de 30 años de duración. Si bien el país había tenido crecimiento económico, la situación cambió durante la primera década del siglo XX al estallar diversas crisis económicas, políticas, sociales y culturales, lo que ocasionó malestar entre la población hacia el presidente y su grupo de allegados. Después de que Díaz aseguró en una entrevista a un reportero estadounidense que se retiraría al finalizar su mandato y no buscaría la reelección, la situación política comenzó a agitarse, ante lo que surgieron grupos opositores al partido gubernamental. Francisco I. Madero, politico coahuilense realizó diversas giras en el país con miras a formar un partido político que eligiera a sus candidatos en una asamblea nacional y compitiera en las elecciones. Sin embargo, Díaz volvió a contender para la presidencia y Madero fue encarcelado en el estado de San Luis Potosí acusado de sedición. Durante su encierro se realizaron las elecciones, en las cuales resultó Díaz triunfante.

Madero logró escapar de la prisión estatal y huyó a los Estados Unidos, desde donde lanzó un manifiesto, conocido como el Plan de San Luis, en el que llamaba a tomar las armas contra el gobierno de Díaz para el 20 de febrero de 1910, el conflicto armado tuvo lugar en primera instancia al norte del país y posteriormente se expandió a todo el territorio nacional. Después de que fuerzas revolucionarias tomaran Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua, Porfirio Díaz presentó su renuncia y se exilió en Francia.

Nuevas elecciones para presidente se realizaron en 1911, resultando electo Madero. Desde el comienzo de su mandato tuvo diferencias con otros líderes revolucionarios, e incluso algunos como Emiliano Zapata y Pascual Orozco se rebelaron en contra de su gobierno. En 1913 un movimiento contrarrevolucionario, encabezado por Félix Díaz (sobrino de Porfirio), el general Bernardo Reyes (antiguo militar porfirista) y Victoriano Huerta, dio un golpe de Estado, conocido como la Decena Trágica, que terminó con la presidencia de Madero.

Huerta asumió la presidencia y algunas figuras de la revolución se levantaron contra el nuevo gobierno, entre los que destacaron Venustiano Carranza y Francisco Villa. Después de poco más de un año de lucha y de que los estadounidenses tomaran el puerto de Veracruz, Huerta renunció a la presidencia y huyó del país.

Durante esta etapa del movimiento revolucionario, conocida comúnmente como revolución constitucionalista, surgieron graves diferencias entre las facciones que habían luchado contra Huerta, lo cual desencadenó más conflictos armados, de esta lucha salió victorioso finalmente Venustiano Carranza, quien asumió la presidencia en el año de 1917.

A pesar del triunfo, en México no hubo una paz definitiva sino hasta después de la década de 1920.

La Revolución mexicana fue entonces el acontecimiento nacional más importante del siglo XX.

1 comentario:

  1. Gracias por la información.
    Estoy leyendo actualmente sobre las etapas en: larevolucionmexicana.com/etapas-de-la-revolucion-mexicana y sin duda fue impresionante.

    ResponderEliminar